¿Un baño caliente en la bañera te suena como un paraíso para los dolores y molestias de tu embarazo? ¿Hay precauciones que debe tener en cuenta cuando está embarazada y quiere bañarse?

Un baño puede ser una excelente manera de relajarse y calmar su cuerpo adolorido cuando está embarazada. Muchas mujeres embarazadas usan el baño como una forma de relajarse cada día.

Si bien es seguro que te bañes durante el embarazo, debes tomar precauciones para garantizar tu seguridad y la de tu bebé.

¿Es Seguro Tomar Un Baño Caliente?

Es seguro que te bañes cuando estás embarazada, pero debes asegurarte de que el agua esté a una temperatura segura. No se puede enfatizar lo suficiente que los baños calientes deben evitarse a toda costa.

El agua nunca debe estar lo suficientemente caliente como para que pueda elevar la temperatura de su cuerpo por encima de 102.2 grados Fahrenheit después de pasar 10 minutos en el agua de acuerdo con las recomendaciones del Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos, mientras que otras sociedades especializadas recomiendan un umbral aún más bajo de 101 grados ( 1) .

Una temperatura tan alta, particularmente durante el primer trimestre, puede causar numerosas complicaciones que lo afectarán negativamente a usted y a su bebé nonato (2) .

Si su temperatura está por encima de ese umbral durante más de 10 minutos, pueden ocurrir las siguientes complicaciones:

  • Mareos .
  • Debilidad.
  • Caída de la presión arterial.
  • Deshidración.
  • Defectos de nacimiento .

Una caída de la presión arterial puede privar a su bebé de nutrientes esenciales y oxígeno, y si la caída de la presión arterial es grande, repentina o duradera y sintomática, puede provocar complicaciones como la muerte fetal o el bajo peso al nacer (3) .

Si nota que se está calentando en el baño, su piel se está poniendo roja o está sudando, el agua está demasiado caliente. Una señal de advertencia también sería si deja de sudar. Debe intentar limitar sus baños a períodos de tiempo más cortos, preferiblemente a menos de 10 minutos, para evitar el sobrecalentamiento. Intente evitar sumergir la parte superior del pecho, los brazos, los hombros y la cabeza, haciendo que sea menos probable que se sobrecaliente.

Incluso si su baño es extremadamente relajante, no supere sus límites. Un par de minutos de relajación no vale el daño permanente de su bebé.

Consejo Profesional

Si es escéptico sobre si podrá medir la temperatura con precisión y sabe que el agua está demasiado caliente, puede usar un termómetro de agua. Es mejor tratar de mantener la temperatura por debajo de los 100 grados Fahrenheit.

Muchas madres compran termómetros de agua para medir la temperatura del baño de su bebé . Puede ser proactivo y comprar uno específicamente para su bebé y será igual de efectivo.

¿Por Qué Son Peligrosos Los Baños Calientes?

Además de las razones mencionadas anteriormente, es peligroso para usted tomar un baño caliente porque a medida que aumenta su temperatura, también lo hace la temperatura del útero. Su bebé depende de usted para la regulación de la temperatura, porque aún no puede hacerlo por su cuenta.

El útero es más profundo dentro de su cuerpo, por lo que ya tiene una temperatura ligeramente elevada en comparación con la suya.

Hay una razón por la que se aconseja a las mujeres embarazadas que eviten las saunas, el jacuzzi y las bañeras de hidromasaje: ¡son demasiado calientes!

Bañarse Durante Todo El Embarazo

Puede bañarse durante todo el embarazo, a menos que un médico le haya indicado específicamente lo contrario. Ciertas precauciones y riesgos pueden ocurrir dentro de los diferentes trimestres, por lo que es importante que los conozca.

1. Primer Trimestre

Durante el primer trimestre, está bien tomar baños, pero algunos médicos aconsejan no hacerlo. Si tiene un embarazo de alto riesgo, le conviene evitar los baños durante las próximas semanas.

El primer trimestre es vital para su bebé porque esto es cuando los órganos de su bebé se están desarrollando. El sobrecalentamiento puede causar muchos problemas subyacentes que pueden conducir a defectos de nacimiento.

El sobrecalentamiento en cualquier momento durante el embarazo es peligroso, pero especialmente cuando se están desarrollando órganos como el cerebro y la médula espinal (4) .

2. Segundo Trimestre

El segundo trimestre también es un buen momento para tomar un baño. Siempre y cuando su médico no le haya indicado directamente que evite bañarse, puede hacerlo.

Una vez más, debe asegurarse de regular la temperatura del agua de su baño. El agua caliente puede disminuir la presión arterial, lo que puede disminuir el suministro de oxígeno y nutrientes a su bebé y provocar mareos y náuseas.

Estos síntomas pueden ponerlo en riesgo de caerse, y eso los pondrá a usted y a su bebé en peligro. Debe tener precaución en todo momento y limitar su exposición si comienza a sentir el más mínimo sobrecalentamiento.

Es posible que no se dé cuenta de qué tan caliente está su agua si no está completamente sumergido. La mayoría de las veces, la mitad superior de su cuerpo no está sumergida en el agua, por lo que no se sentirá tan caliente. Si su vientre está sumergido, la temperatura de su útero aumentará.

Pruébalo

Si no tiene un termómetro de agua, debe probar la temperatura del agua con su antebrazo o codo, ya que son muy sensibles al calor.

3. Tercer Trimestre

El tercer trimestre será el trimestre en el que sentirás todos esos dolores y molestias que este viaje del embarazo ha creado. Su bebé en crecimiento estará afectando su cuerpo, y necesitará algo que lo ayude a relajarse y sentirse renovado.

Puede bañarse en su tercer trimestre, solo observe la temperatura del agua como lo haría con los otros trimestres.

A algunas mujeres embarazadas les preocupa que el agua de la bañera durante este trimestre pueda ingresar al útero. Su bebé está bien protegido por el saco amniótico, por lo que esto no es posible.

Si su agua se ha roto, debe evitar bañarse porque esto significa que su saco amniótico se ha roto. Su bebé ya no está protegido del agua del baño.

Es probable que haya llegado al punto de su embarazo donde sus pies ahora han desaparecido. Este nuevo vientre puede dificultar la entrada y salida de la bañera.

Asegúrate de que, incluso si dudas un poco sobre entrar y salir, tienes a alguien disponible para ayudarte. No hay vergüenza en no poder manejar esto usted mismo, así que no tenga miedo de pedir ayuda.

El humano extra pequeño y las superficies resbaladizas pueden prepararte para una poderosa caída.

Se Consciente

En todas las etapas de su embarazo, es posible que tomar un baño la haga más susceptible a la infección vaginal.

Bañarse Con Sal De Epsom

La sal de Epsom en realidad no es una sal; Está compuesto de sulfato de magnesio. Este es un elemento natural que tiene muchos beneficios para el cuerpo, incluso durante el embarazo.

Cómo Usar La Sal De Epsom

Debe agregar aproximadamente 2 tazas de sal de Epsom a su baño tibio. La sustancia se disolverá bastante rápido, y puede sumergirse en ella durante aproximadamente 10 a 15 minutos (5) .

Puede agregar sal de Epsom a su baño un par de veces a la semana para obtener todos los beneficios.

Beneficios De La Sal De Epsom

Muchos atletas se bañan en sal de Epsom para ayudar a aliviar los dolores musculares. Es seguro decir que, como futura madre, tendrá su parte justa de estos. ¿Ese dolor de espalda que sientes y esos calambres en las piernas? ¡Un baño con sal de Epsom puede ayudar! Otros beneficios asociados con las sales de Epsom incluyen:

  • Calma tu piel: la sal de Epsom puede ayudar a calmar la piel estirada. También puede posiblemente ayudar a reducir las estrías. Se sabe que aumenta la velocidad a la que se curan los cortes y las quemaduras solares leves, lo que puede ser bueno saber si se torna torpe a medida que aumenta de peso durante el embarazo. Además, puede aliviar la picazón.
  • Alivio del estrés: se sabe que el magnesio que se encuentra en la sal de Epsom es un reductor natural del estrés y puede ayudarlo a sentirse tranquilo. Los niveles reducidos de estrés pueden beneficiarlo mucho a usted y a su bebé.
  • Reduce la hinchazón: la sal de Epsom puede ayudar a reducir los niveles de líquidos en su cuerpo y disminuir la hinchazón que ha causado su embarazo. Es más efectivo si combina el masaje de las áreas inflamadas con el remojo de las sales. También debe elevar los pies una vez que haya terminado en el baño para obtener los mejores resultados (6) .
  • Alivio de las hemorroides: las sales de Epsom tienen propiedades antiinflamatorias que pueden ayudar a reducir las hemorroides y aliviar el dolor.

¿Dónde Puedes Encontrar La Sal De Epsom?

Puede encontrar sal de Epsom en la mayoría de las tiendas de comestibles o farmacias. Hay muchas marcas diferentes en el mercado, y la mayoría de ellas son relativamente iguales, pero algunas tienen fragancias entre sus ingredientes. Durante el embarazo, por razones de seguridad, le conviene quedarse específicamente con la sal de Epsom sin perfume que no tiene aceites ni hierbas añadidas.

Usar sal de Epsom en su baño es generalmente seguro, pero nunca está de más pedirle permiso a su médico antes de incorporarlo a su rutina de baño.

Las sales de Epsom pueden aumentar la temperatura del agua, por lo que es importante que sea extremadamente cauteloso. Puede ser beneficioso que inicialmente baje la temperatura de su agua cuando usa las sales y verifique con un termómetro para bebés.

Si bien tomar un baño de sal de Epsom se considera seguro si el agua está tibia y no caliente y usa sal de Epsom simple, debe tener en cuenta que en raras ocasiones puede ocurrir una reacción alérgica. Si se está sumergiendo en un baño de sal de Epsom y nota que la piel le pica, se enrojece o nota una erupción, salga del baño inmediatamente y póngase en contacto con su proveedor de atención médica. Es mejor evitar sumergir cualquier parte de su cuerpo con piel rota.

Si es usuario por primera vez, llene la bañera y ponga la sal de Epsom, ponga un poco de esa agua en su piel, espere unos minutos y, si no hay reacción en la piel, puede sumergirse en esa bañera.Dr. Kayla Peters

¿Están Los Baños De Burbujas Fuera De Los Límites?

Tómese un momento e imagine la felicidad pura que obtendrá al sumergirse en esa bañera tibia. Ahora imagine cuán mejor será ese baño cuando agregue su baño de burbujas favorito.

Está bien que te bañes con burbujas durante el embarazo, aunque existen algunos riesgos.

Tómese un tiempo para mimarse por completo y aprovechar al máximo su experiencia a la hora del baño. Tus días de paz y tranquilidad y de tomar un baño cuando quieras ahora están contados.

Un poco de relajación puede hacer bien a tu cuerpo. Recuerde no permanecer en esa bañera demasiado tiempo o puede ponerlo a usted y a su bebé en peligro.

Sin embargo, durante el embarazo, también es más propensa a las infecciones del tracto urinario (UTI) y las infecciones por hongos. Se cree que usar un baño de burbujas puede aumentar significativamente sus posibilidades de contraer una de estas infecciones.

For that reason, try to save bubble baths for when you need an indulgence, not as an everyday way to cope with stress. Also, as prevention of UTIs, you should avoid using scented soaps and bathing cosmetics and make sure you drink enough water.

Another risk associated with using bubble baths is that they can cause the bathtub to become more slick. Your new center of gravity is enough to make you lose balance already, and adding in the slickness of the bubbles can be an accident waiting to happen.

Can A Warm Bath Induce Labor?

Some midwives suggest taking a warm bath can help naturally induce labor. This is true, but it is not the warm water of the bath that induces the labor.

A bath helps you relax and calm your emotional state. It is these two things that can promote the induction of labor.

Some women who are just waiting for their water to break are prolonging the process by being stressed out or scared and not allowing their body to naturally prepare itself (7).

A soothing bath may be all you need to help you move one step closer to meeting your precious little one.

Don’t Worry

The relaxation of a warm bath will not cause you to go into labor. It will simply reduce your stress and anxiety levels. By lowering the stress levels, a bath will help you be more prepared and accepting of the labor process if you are carrying a full-term baby.

Bathing While Bleeding

At no time during your pregnancy should you bathe if you are experiencing bleeding.

If you are pregnant and experiencing significant bleeding it is vital you seek medical attention immediately because there is an underlying issue that needs to be addressed.

If you are experiencing light bleeding, this can be normal. You should consult with your doctor to make sure your bleeding is not being caused by anything serious.

Don’t worry if you have light bleeding because this happens in 20 percent of pregnancies within the first trimester. Some women even experience light bleeding throughout their pregnancy (8). During this time you can take a bath providing it’s not too hot, and you should avoid using tampons and having sexual intercourse (9).

Apple Cider Vinegar Baths

As mentioned above, pregnancy is a time when your body has an elevated potential to develop a yeast infection.

There are numerous products to help yeast infections, but you should always ask your healthcare provider about the best choice for you (10). If you are wishing for a remedy that will help treat your infection while you sit back and relax, there’s a good chance you’re thinking about adding apple cider vinegar to your bath.

Apple cider vinegar is believed to have antifungal properties, although the scientific evidence behind this is not extensive. Still, it is a relatively safe natural remedy if used properly. By adding just one cup to your bath water, you can be on your way to relief (11).

Using Bath Bombs While Pregnant

It seems as if the new trend is centered around bath bombs and the amazing benefits they have.

The good news is that most bath bombs are actually safe for you to use. Some companies have stated their bath bombs have met many safety standards regarding bath bombs and pregnancy. But, you should always look at the safety of any bath bomb you choose and consult your healthcare provider.

There are some companies who have bath bombs on the market that include ingredients targeted specifically for pregnant women. Still, bare in mind that some bath bombs contain ingredients that are listed as fragrances and can in fact be harmful (12).

Many bath bombs include essential oils. The risks associated with these are typically referring to ingestion or direct skin contact. Soaking in a bathtub with minimal concentrations of these oils should not be harmful. Still, the use of essential oils in pregnancy is controversial, so you should always do research on whatever essential oil is in the product you’re going to use.

There are essential oils which can be harmful during pregnancy, as well as those that might help with certain discomforts (13). In general, you should avoid them during the first trimester. Nevertheless, it is always in your best interest to seek permission from your doctor before choosing to use potentially questionable products during pregnancy.

Bath Salts And Pregnancy

Many bath salts should be avoided, and there are several that are acceptable.

Many doctors advise against using bath salts because many of them do have negative qualities associated with them.

One of the more prominent reasons the use of bath salts has been questioned is because some include dangerous essential oils.

If you are set on using bath salts you should make sure you look over all the ingredients and their possible side effects. You should also seek consent from your doctor.

Due to the known and potential harmful effects, you should make sure you look over all the ingredients and their possible side effects. Before using bath salts you should always seek consent from your doctor.

The best alternative to using bath salts would be to use Epsom salts. As discussed above, they have been proven to be safe and they have many positive benefits.

The Bottom Line

Your pregnancy journey is going to cause you to experience all different kinds of aches and pains you never knew were possible. In the end, they will all be worth it, but in the meantime you deserve relief.

You can safely take baths as long as your doctor has not advised you otherwise and you carefully choose your bath products. Baths can enhance your mood, relieve stress, and soothe your muscles and fatigued body. All of these can promote a happy and healthy pregnancy.

The most important thing to keep in mind is you must be cautious of your water temperature. A hot bath can have detrimental effects on that little baby. Enjoy a warm bath, but make sure you don’t overdo it!