¿Está buscando un colchón de cuna seguro y ecológico para su bebé? Muchas marcas usan los términos “natural”, “ecológico” y “orgánico”. Pero, ¿cómo saber si los productos realmente son esas cosas?

Cuando tuve mi primer hijo, quería encontrar una alternativa a los colchones de cuna tradicionales que liberan productos químicos que nos dañan tanto a nosotros como al medio ambiente. Cuanto más trataba de encontrar un producto como ese, más complicado me daba cuenta de que la etiqueta orgánica es.

Afortunadamente, eso fue hace algunos años, y las cosas han mejorado para las nuevas mamás de hoy. Ahora hay una serie de certificaciones para ayudarlo a comprender qué es realmente orgánico en su colchón … y qué no. Aquí le mostramos cómo encontrar el mejor colchón de cuna orgánico para su bebé.

Natural Versus Orgánico: ¿Cuál Es La Diferencia?

Gracias al trabajo de periodistas y grupos ambientalistas, ahora entendemos que muchos productos modernos están hechos con una gran cantidad de productos químicos nocivos (1) . Desde pesticidas hasta retardadores de fuego, los productos químicos se introducen en los productos en cada etapa del proceso de fabricación. Los productos para bebés, como los colchones para cunas , no son una excepción.

Desafortunadamente, para muchos de estos productos químicos, no tenemos una comprensión clara de cómo afectan exactamente la salud humana. Sabemos que una vez que los productos están en el hogar, estos productos químicos pueden “liberarse” y afectar la calidad del aire interior. La mala calidad del aire puede, como mínimo, provocar molestias en los ojos, la nariz y la garganta para su hijo (2) .

En respuesta a estas revelaciones, varias marcas han comenzado a ofrecer productos “naturales” u “orgánicos”. Estos supuestamente contienen menos productos químicos agresivos, como metales pesados, pesticidas o ftalatos.

En realidad, sin embargo, la etiqueta “natural” no significa casi nada. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) tiene una política sobre el uso de la palabra “natural” con productos alimenticios. Sin embargo, no se aplica a productos textiles como los colchones (3) .

En esencia, las empresas son libres de usar el término para atraer compradores. Los productos detrás de la etiqueta en realidad no tienen que contener menos productos químicos o ser más ecológicos. Entonces, la próxima vez que vea la palabra, ¡puede ser una buena idea cavar más profundo!

Los artículos bajo una etiqueta “orgánica” son una historia diferente, aunque sigue siendo complicada. Al momento de escribir, no hay una certificación 100 por ciento orgánica disponible para colchones. El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) permite que las marcas no alimentarias usen el término orgánico, incluso cuando solo una parte de los materiales están certificados como orgánicos.

Sin embargo, hay una variedad de útiles certificaciones ecológicas y orgánicas que pueden brindarle más información sobre su colchón. Le ayudarán a obtener más información sobre uno o más de los siguientes criterios:

  • El porcentaje de materiales orgánicos en el producto.
  • Los tipos de productos químicos no utilizados en el producto.
  • La sostenibilidad de la cadena de suministro.
  • Las prácticas laborales para los trabajadores que lo fabricaron.

Con estas certificaciones, podrá averiguar si el colchón que le interesa es el más orgánico que puede ofrecer el mercado.

Certificaciones Orgánicas Y Ambientales: ¿Qué Significan?

Cuando se trata de colchones de cuna, se pueden aplicar seis certificaciones diferentes. Algunos de ellos se aplican a niveles químicos en el colchón, mientras que otros indican la forma en que se cultivó y produjo el material. Los colchones pueden tener más de una de estas certificaciones, o ninguna de ellas.

Norma Global Textil Orgánica (GOTS)
Esta certificación es la crema de la cosecha cuando se trata de colchones. Los productos con esta certificación deben cumplir con los estrictos criterios de toxicidad ambiental, social y humana establecidos por la norma (4) . El estándar se subdivide en dos subcategorías: “orgánico” y “hecho con orgánico”.

La producción “orgánica” certificada bajo GOTS debe estar hecha de al menos un 95 por ciento de fibras orgánicas certificadas. Los productos “hechos con orgánicos” deben estar hechos de al menos 70 por ciento de fibras orgánicas certificadas, pero con no más de 10 por ciento de fibras sintéticas.

Todos los productos con certificación GOTS no deben contener metales pesados, formaldehído u otros productos químicos agresivos. Además, los trabajadores que fabrican el colchón no deben ser sometidos a trabajos forzados, trabajar horas excesivas o ser obligados a trabajar en condiciones inseguras.

El estándar se actualiza regularmente y es considerado por un grupo de partes interesadas. Después de haber realizado cambios en los estándares, los fabricantes tienen un período establecido para cumplir y mantener su certificación.

Estándar Global De Látex Orgánico (GOLS)
El Estándar Global de Látex Orgánico es similar al estándar GOTS, pero se aplica a los colchones hechos con látex (5) . Cada vez se fabrican más colchones con látex debido a su durabilidad y flexibilidad. Este estándar garantiza que su producto cumpla con ciertas regulaciones ambientales y sociales.

Al igual que el estándar GOTS, un colchón certificado por GOLS debe estar hecho de al menos 95 por ciento de materia prima orgánica certificada. Cada eslabón a lo largo de la cadena de suministro, desde la plantación de caucho hasta el minorista final, debe cumplir con el estándar para cumplir.

Un colchón certificado por GOLS debe probarse para detectar emisiones químicas nocivas, condiciones laborales y porcentajes de material de relleno. Los colchones pueden tener certificación GOTS y GOLS.

Norma De Contenido Orgánico
Esta norma se aplica a cualquier producto no alimentario, incluidos los colchones (6) . Esta norma solo considera si los materiales en el producto son orgánicos o no. No verifica el nivel de productos químicos nocivos que pueden o no estar presentes.

Los productos certificados según esta norma deben estar hechos de al menos 95 por ciento de materiales orgánicos certificados. Cubre toda la cadena de suministro, desde el procesamiento hasta la distribución del colchón. Si su producto está certificado, la etiqueta dirá “certificado OCS 100”.

Standard 100 Por OEKO-TEX
Este estándar no garantiza que los materiales en su colchón se produzcan orgánicamente, pero puede asegurarle que el colchón contenga menos químicos. Los colchones que cumplen con este estándar deben cumplir con los límites de las pruebas químicas nocivas. Estos límites se revisan y revisan anualmente.

Este estándar también proporciona una herramienta útil en línea para los clientes que desean verificar que su producto esté realmente certificado. Todo lo que tiene que hacer es ir a su sitio web, ingresar el número de certificación y puede estar seguro de que la etiqueta es real (7) .

Certificación GreenGuard
Este estándar está diseñado para asegurar a los compradores que sus productos tienen baja emisión de químicos y partículas. Al igual que el estándar GOTS, tiene dos subcategorías: GreenGuard y GreenGuard Gold.

La certificación GreenGuard prueba productos para niveles de compuestos orgánicos volátiles (COV). Los COV son compuestos que pueden convertirse fácilmente en vapor o gas y posteriormente ser inhalados por humanos (8) .

La certificación GreenGuard Gold mantiene los productos con estándares aún más estrictos para los COV. Los productos deben ser probados y cumplir con los niveles máximos para todos los COV combinados.

CertiPUR-US
El estándar CertiPUR-US está diseñado para productos fabricados con espuma. Muchos colchones de cuna están hechos casi completamente de espuma. Si elige este tipo de colchón, esta certificación le ayudará a asegurarse de que tiene productos químicos reducidos.

Los colchones que cumplen con esta certificación están hechos sin agotadores de ozono, ftalatos, ciertos retardantes de llama o formaldehído, y tienen bajos niveles de VOC.

Al igual que otros estándares, los compradores pueden encontrar marcas y tiendas que almacenan productos certificados CertiPUR-US en el sitio web (9) .

Elegir El Mejor Colchón De Cuna Orgánico

Cuando se trata de colchones de cuna, hay muchas opciones. Para muchas familias, los materiales ecológicos y orgánicos son una prioridad. Sin embargo, se deben considerar otros factores para garantizar un ambiente seguro para dormir para su hijo.

1. Firmeza

Un colchón firme es crucial para los bebés, especialmente los recién nacidos. Esos tipos aún no son lo suficientemente fuertes como para darse la vuelta o mover bien la cabeza. Es menos probable que un colchón firme se hunda o se ajuste a sus cuerpos, minimizando la posibilidad de asfixia en la tela y el material del colchón.

Una excelente manera de probar la firmeza es presionar el colchón que está pensando comprar. Cuando empujas tu mano hacia abajo y luego la quitas, ¿puedes ver la huella después? Si es así, probablemente no sea lo suficientemente firme para un bebé pequeño.

2. Tamaño

Cuando compre un colchón, debe asegurarse de que se ajuste perfectamente a su cuna . Esto suena obvio. Sin embargo, tanto los colchones como las cunas pueden variar ligeramente de sus tamaños estándar, dejando espacio para que su bebé caiga en la brecha.

Pruebe la compatibilidad de su cuna y colchón antes de que llegue el bebé. Muchas cunas tienen los tamaños de colchón recomendados en su embalaje. Si tiene dudas, pregúntele a alguien en su tienda local de bebés.

3. Peso

Este es menos sobre la seguridad del bebé y más sobre la seguridad de los padres. Algunos colchones pueden pesar más de 20 libras. Los colchones de espuma tienden a pesar entre 9 y 13 libras, mientras que los colchones en espiral pueden pesar entre 15 y 25 libras.

Cuando cambie las sábanas de su colchón o lo saque para limpiarlo, lo levantará mientras se inclina sobre las barandas de la cuna . Puede ejercer mucha tensión en la espalda baja, especialmente porque la mayoría de las cunas son bastante profundas en la configuración de altura más baja . Es una buena idea probar el peso antes de comprar.

4. Impermeable

Los colchones de cuna pueden recibir una paliza. Los pañales, la saliva y el vómito pueden hacer que los líquidos penetren en su colchón. Si se dejan desatendidos o no se limpian adecuadamente, estos líquidos pueden albergar moho o hongos.

Muchos colchones vienen con fundas removibles e impermeables , y estas son una excelente opción a considerar. Facilitan la limpieza de accidentes y protegen su colchón de posibles daños.

Las Mejores Reseñas De Colchones De Cuna Orgánicos De 2020

Hemos revisado las certificaciones ecológicas y ecológicas disponibles para colchones de cuna. También observamos algunos otros factores importantes a considerar al elegir un colchón para su bebé.

Aquí están los mejores colchones orgánicos de cuna:

1. Colchón De Cuna Orgánica Emily

Los colchones helicoidales son conocidos por su durabilidad y firmeza. Las bobinas tienden a mantener su estructura por más tiempo que la espuma, lo que significa que es menos probable que este colchón se hunda con el tiempo. Lo más probable es que dure hasta los primeros años hasta que su hijo se mude a su cama de “niño grande”.

Este colchón helicoidal tiene muchas de las certificaciones que discutimos anteriormente, para asegurar a los compradores de su material de alta calidad. El colchón tiene una cuenta de 150 bobinas y está acolchado con algodón orgánico certificado GOTS para mayor comodidad.

En lugar de utilizar productos químicos para la protección contra incendios, el colchón tiene una funda acolchada de lana con certificación OEKO-TEX para protegerlo de las llamas.

Cuando se trata de productos químicos, el colchón está certificado por GreenGuard Gold. Esto significa que está sujeto a estrictos límites de emisiones químicas. El colchón también viene con una garantía del fabricante de 10 años por defectos, lo que siempre da tranquilidad.

Debido a que tiene dos lados, no tiene que preocuparse por adherirse al lado “más orgánico”; puede voltear los lados sin preocuparse, para asegurarse de que se use de manera uniforme.

Sin embargo, con poco más de 24 libras, este es uno de los colchones más pesados ​​que existen. Si no ha estado levantando pesas recientemente, cambiar el colchón podría ser un trabajo de dos personas.

Pros
  • Certificación GOTS, OEKO-TEX y GreenGuard Gold.
  • Diseño a doble cara.
  • Colchón firme.
  • Garantía de 10 años.
Cons
  • Algunas mamás dicen que la cubierta de lana olía al principio hasta que salió al aire.
  • Pesado.

2. Colchón De Cuna Orgánica Lifekind

Muchos padres optan por mantener a sus hijos en una cuna durante los primeros meses de sus vidas. Para los padres que tienen habitaciones más pequeñas, una cuna permite que el bebé duerma en su habitación sin ocupar mucho espacio.

Las cunas se usan en los primeros días, pero también es el momento en que los niños son más sensibles. Si está buscando volverse orgánico desde el principio, pero aún no quiere usar una cuna tradicional , el colchón de moisés Lifekind es una gran opción.

Este colchón está hecho con un núcleo de látex de caucho orgánico certificado por GOLS. Un núcleo de látex ayuda a protegerlo del daño por líquidos a largo plazo, perfecto para los reventones de pañales recién nacidos.

Las capas exteriores del colchón están hechas de algodón y lana con doble puntada con certificación GOTS. La lana actúa como un retardador de llama natural, evitando el uso de productos químicos agresivos. El colchón también cumple con el estándar GreenGuard Gold para emisiones químicas.

Con 5 libras, esto es súper ligero y fácil de manejar. Tenga en cuenta, sin embargo, que el colchón es circular. Muchas cunas son redondas, pero algunas no lo son, así que asegúrese de que la suya tenga el tamaño y la forma correctos antes de comprar.

Pros
  • Ligero.
  • Certificado GOTS, GOLS y GreenGuard Gold.
  • Impermeable.
  • Retardante de llama natural.
Cons
  • La forma redonda significa que no se adapta a todos los moisés.

3. Colchón De Cuna Orgánica LA Baby Foam

Los colchones totalmente orgánicos pueden ser costosos. Especialmente para los padres primerizos, el costo de todo el nuevo equipo para bebés que tiene que comprar puede sumar. Esto significa que podría no estar en el presupuesto obtener el colchón orgánico de la más alta calidad. Sin embargo, hay colchones en el mercado que proporcionan cierto nivel de material orgánico y niveles químicos reducidos, a la vez que son más asequibles.

Este colchón de espuma de soja está certificado por CertiPUR-US por sus bajos niveles de emisiones químicas. La espuma de soja también es de alta densidad, lo que garantiza que este colchón brinde el soporte que necesitan los nuevos bebés. Debido a que la espuma generalmente es a base de petróleo, esta alternativa de soya ayuda a reducir su huella de carbono.

Un lado también incluye una capa de espuma con memoria. Esto es para niños pequeños que son lo suficientemente fuertes como para controlar sus cuerpos y pueden dormir con seguridad en un colchón más suave por la noche.

En el exterior del colchón hay una funda de algodón orgánico mezclado. “Mezcla orgánica” significa que no se ajusta a los estándares de porcentaje más alto de GOTS, pero contiene algo de materia prima orgánica. Esta funda es impermeable e hipoalergénica para bebés que son más sensibles .

Con 13 libras, es más ligero que muchos en el mercado. También está diseñado con salidas de aire para promover la durabilidad y una vida útil más larga.

Pros
  • Ligero.
  • CertiPUR-US certificado.
  • Funda de algodón orgánico mezclado.
  • Impermeable.
Cons
  • No es completamente orgánico.

4. Colgate Colgate Eco-Classica Organic Cuna

La espuma tiene la ventaja de ser muy ligera. Para los padres que no quieren luchar con la limpieza y el volteo del colchón, esta es una gran ventaja. Los colchones de espuma también pueden ser más cómodos en comparación con los colchones enrollados. La espuma a base de petróleo puede tener un mayor impacto en el medio ambiente. Sin embargo, muchos colchones hoy en día se están fabricando con material vegetal para minimizar este impacto.

Este colchón está certificado por CertiPUR-US, lo que garantiza que el material de espuma esté hecho con menos productos químicos. También cumple con el estándar GreenGuard, lo que significa que cumple con los requisitos más estrictos para los VOC.

El colchón está cubierto con algodón orgánico certificado, lo que significa que contiene un porcentaje de materia prima orgánica. En la parte posterior de esta funda de algodón hay una capa impermeable que protegerá el colchón de accidentes.

Con 6 pulgadas de grosor, obtendrá un ajuste perfecto para las sábanas, lo que reduce el riesgo de asfixia en la cuna de su hijo. Y con poco más de 9 libras, este colchón es extremadamente liviano.

Como otros que hemos revisado, este colchón es de dos lados. A medida que su hijo crezca, puede darle la vuelta para obtener más comodidad.

Pros
  • CertiPUR-US certificado.
  • Certificado GreenGuard.
  • Funda de algodón orgánico mezclado.
  • Impermeable.
  • Ligero.
Cons
  • No es completamente orgánico.
  • Algunos padres sintieron que era demasiado firme.

5. Colchón De Cuna Orgánico Naturepedic

Los colchones sin bobinas son conocidos por ser más cómodos que sus equivalentes en espiral. Pueden estar hechos de algodón, espuma u otro material de relleno. Para los bebés que tienen problemas para dormir, pueden ser una excelente opción. Sin embargo, con estos colchones, es importante asegurarse de que sea lo suficientemente firme para su recién nacido. Recuerde hacer la prueba de la mano, y tendrá la seguridad de que el colchón le brindará a su hijo el apoyo que necesita.

Está hecho con algodón orgánico certificado por GOTS y no contiene espuma de poliuretano. El colchón también tiene certificación GreenGuard y no contiene ftalatos, vinilo, látex, compuestos perfluorados, formaldehído ni retardantes de llama.

Está cubierto con impermeabilización de polietileno de grado alimenticio que no se deriva de plantas transgénicas. Esto mantiene los líquidos y los irritantes biológicos, como los ácaros, fuera del colchón y lejos de su hijo. También puede ser beneficioso para los bebés que son sensibles a los alérgenos, como el polvo y el polen.

El tamaño de este colchón contribuye a su durabilidad. Se adaptará a la mayoría de las camas para niños pequeños. Si se cuida, este colchón puede durar desde los días del recién nacido hasta los años de la cama para niños pequeños.

Pros
  • Certificado GOTS y GreenGuard.
  • Impermeable.
  • Se puede usar con una cama para niños pequeños.
  • Los materiales son buenos para niños con alergias.
Cons
  • Algunos críticos consideraron que el colchón perdió su forma demasiado temprano en su vida.

Prácticas Seguras Para Dormir

Su bebé pasará al menos 10 a 12 horas al día durmiendo en su colchón (¡con suerte!). Por eso es tan importante asegurarse de que sea un entorno seguro. Los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) ofrecen algunos consejos excelentes sobre las mejores prácticas para dormir (10) .

Los consejos para dormir incluyen:

Cuna desnuda : la cuna de su bebé debe tener solo un colchón, una sábana y un bebé adentro.
La espalda es lo mejor: acostarse boca arriba es la posición más segura para su hijo cuando duerme.
Compartir habitación: los CDC recomiendan compartir una habitación con su bebé , pero no una cama.

Pensamientos Finales

Los colchones orgánicos son una excelente manera de minimizar su impacto en el medio ambiente. La mayoría de los colchones certificados también reducen la exposición de su hijo a productos químicos potencialmente dañinos.

Algunos de los colchones de nivel superior se han fabricado de manera ambiental y socialmente sostenible, por lo que sabe que está apoyando negocios éticos a lo largo de la cadena de suministro.

Nuestra mejor elección para el mejor colchón de cuna orgánica es el Emily Organic Mattress . Tiene todas las principales certificaciones orgánicas que garantizan la seguridad y la sostenibilidad. Si bien el colchón es más pesado, los muelles helicoidales hacen que sea más probable que permanezca firme durante los primeros años.